Ayuda a tus hijos/as a dormir con mindfulness y aceites esenciales



Para mantener nuestra energía elevada es importante cuidar nuestro cuerpo dándole el descanso adecuado. 


Muchas veces nos cuesta dormir porque nos falta relajar el cuerpo, la mente y liberarnos de preocupaciones.


Lo mismo les ocurre a los niños. Y necesitamos herramientas para acompañarlos.


Te contaré cómo ayudarlos a tener un mejor descanso usando aceites esenciales y mindfulness.


Antes de ir a dormir es importante preparar un ambiente de descanso.


Las recomendaciones más importantes para preparar un ambiente adecuado, previo al momento de ir a dormir, son:


  • Comenzar lo antes posible, para llegar con tiempo al momento de acostarse y que no sea una carrera de 15 minutos de pijamas, lavado de dientes y cuento veloz.


  • Evitar el azúcar y las pantallas al menos 2 horas antes de ir a dormir.


  • Crear una rutina adecuada a sus intereses y en estas últimas 2 horas proponer juegos tranquilos y juegos de vínculo. 


  • Complementa este espacio de juegos tranquilos con los aceites esenciales:

    • Peace & Calming

    • Naranja - Mandarina - Lavanda



Ahora viene algo muy importante: tú.


Sí, la energía con la que tú ingresas al momento de acostar a tus hijos es fundamental.


Entrar en calma y mantener la calma. Esto significa que lo ideal es que antes de comenzar te tomes un par de minutos para respirar, estar serena y, desde esa energía, acompañarlos.


Y la manera más efectiva de hacerlo es acompañada de tus aceites. Por ejemplo, puedes utilizar Incienso, Stressaway o Calm, haciendo varias respiraciones relajantes  y repitiendo: “Soy amor, soy calma” oInhalo calma, exhalo cansancio”.

Desde esta calma, define tus intenciones para lo que viene: disfrutar, entregar amor.


Por último, la mejor forma de disfrutar este momento es proponértelo. Libérate de expectativas y solo observa este proceso como un regalo, un momento de amor y de disfrute con tus hijos.


Ya llegamos al momento crucial, la hora de acostarse. 

Los niños necesitan relajar su cuerpo y sentir que son amados y cuidados. Una propuesta que les encanta es recibir un suave masaje con Lavanda o Seedling Calm (debes preparar un rollon diluido) y para que puedan conectar con pensamientos positivos. Mi recomendación es que realices junto a ellos una práctica de Gratitud. Esto nos conecta con el amor y la gratitud, y nos ayuda a liberarnos de preocupaciones.


Puedes acompañar este momento usando tu difusor (el Búho de Young Living es genial porque tiene luz suave y sonidos relajantes de la naturaleza). Te comparto sugerencias de aceites esenciales:


Difusor dulces sueños: Lavanda + Cedro / Seedling Calm / Gentle Baby

Difusor antipesadillas: Peace & Calming + Copaiba / Cedro + Copaiba 


Espero que te hayan gustado este artículo y estas ideas para que puedas acompañar a tus hijas o hijos con mucho amor y, sobre todo, presencia.


Con amor,

Carla Torres, creadora del curso A Dormir con Amor.


Aroma Revolution