Cuidarse en el cambio de estación




A mi pequeño en el cole, le han enseñado que existen 4 estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, sin embargo, la Medicina Tradicional China enseña que son realmente 5 las estaciones existentes. 


¿Qué ocurre cada vez que pasamos de una estación a otra? 

El cuerpo se resiente y ponemos a pruebas nuestras defensas, nuestro WEI QI (Energía Defensiva).

El Wei Qi es nuestra primera línea de combate, que circula entre la piel y los músculos. Este período es conocido como la 5º Estación y durante el paso del verano al otoño es cuando más poder tiene. 

Esta 5º Estación, se asocia al elemento Tierra, siendo considerado nuestro caldo de cultivo porque produce, transforma y luego entrega sus frutos generosamente para nutrirnos, proporcionándonos estabilidad y sustento. A este periodo de inter-estación correspondiente a los 15 días previos y 15 días posteriores al cambio de una estación a otra, sumamos un total de 30 días para cuidarnos, antes de entrar en el nuevo periodo, el otoño.

¿Cuál es nuestra Tierra, nuestro Centro? 

Ese privilegio lo tiene nuestro sistema digestivo, más concretamente nuestro Bazo y estómago; ellos son nuestra tierra de cultivo, de manera que si nos alimentamos de forma general sin tanta comida procesada y azúcares refinados, nuestra tierra estará fuerte para entregar a nuestro cuerpo la mejor energía procedente de los diferentes alimentos que ingerimos y si además de esto, le proporcionamos alimentos que tonifiquen este elemento, nuestras defensas y energía aumentarán considerablemente, ya que estos órganos son muy importantes en la producción de sangre, tanto en calidad como cantidad de la misma. 

Es por ello, que cuanto más tonifiquemos estos órganos más centrados estaremos, permitiéndonos bajar a conectar con nuestro ser esencial y pudiendo fluir con nuestra intuición y nuestro ser. De no ser así, andaremos perdidos por la vida, en un mar de dudas, sin rumbo ni dirección.  


¿Cómo podemos saber si tenemos una Tierra débil? 

  • Nos resfriamos o enfermamos a menudo. 
  • Los cambios entre estaciones nos afectan. 
  • Padecemos prolapsos (caída de los órganos). 
  • Nos salen hematomas sin darnos cuenta. 
  • Nuestros labios están secos y con un color pálido. 
  • Perdemos masa muscular. 
  • Poco apetito. 
  • Problemas gastrointestinales, con heces sueltas, hinchazón abdominal. 
  • Cansancio y debilidad. 
  • Pensamientos obsesivos y recurrentes. 
  • Poca memoria. 
  • Necesidad de aprobación y apoyo por parte de otras personas. 


¿Qué alimentos ayudan a tonificar nuestra Tierra?

  • Evitar las comidas congeladas y prefabricadas. 
  • Reducir las verduras y ensaladas crudas. Deberíamos saltear todo un poco o usar métodos de cocción como al vapor, guisos, hervidos evitando el uso de microondas y horno. 
  • Eliminar las bebidas frías, helados, hielo y lácteos. 
  • Evitar los azúcares refinados. 

¿Qué Aceites pueden ayudarnos al potenciar el Elemento Tierra?

Este año descubrí el maravillo mundo de los aceites esenciales; un mundo bastante desconocido para mí y que estoy tenido la suerte de conocer, más allá de poner el quemador de aceites para que la casa huela bien o te relajes un poco. 

De la mano de la “Comunidad Aroma Revolution”, he conectado mucho más allá de lo que estaba acostumbrada. Estos aceites son la misma esencia de la planta, su ser transformado en esencia. Este regalo de la naturaleza nos proporciona infinidad de usos terapéuticos a muchos niveles, familiar, personal, terapia… dando resultados tanto a nivel, físico, mental como espiritual. 

Centrándonos en la época que nos atañe, deberíamos recogernos más, volver a no ser tan abiertos como durante el verano, a ser un poco más introvertidos y no dispérsanos tanto. Debemos recogernos como el “cereal y el grano” cuya recolecta se hace en este periodo. 

Un aceite que me tiene bastante enamorada en este sentido es Grounding, su aroma terroso me conecta directamente con la tierra y cuando ando acelerada y con la mente por las nubes me ayuda a parar y a centrarme en lo que quiero hacer. Cualquier aceite lo deberíamos diluir en un aceite vegetal para su correcta aplicación. 




A mí personalmente éste, me gusta ponérmelo 3 dedos por encima de la muñeca en un punto de acupuntura llamado Pericardio 6, lo aplico con un suave masaje y haciendo un poco de presión y Voila la tranquilidad vuelve a su ser. También lo inhalo lo expando con mis manos haciendo un círculo a mi alrededor y hago varias respiraciones profundas con una bonita música.  




Los cambios de tiempo suelen traer consigo alteraciones en el estado de ánimo y para esto, los cítricos de manera general nos transmiten sensaciones de bienestar. Yo uso mucho la naranja y el limón que vienen en mi kit de inicio Youn Living. El Aceite Joy, una combinación cítrica y floral que trasmite sentimientos de alegría, son otra alternativa inmejorable para paliar esa labilidad emocional. Basta con unas 4-5 gotas en mi difusor y el ambiente se relaja y los cambios no son tan bruscos como antes.




Cuando no pensamos con claridad y sentimos la cabeza embotada es una señal de que nuestro elemento tierra no está muy equilibrado. En este sentido el aceite esencial de menta despeja mi mente y con su olor tan intenso se desatascan mis pensamientos abotargados. Este aceite tiene un aroma muy fuerte, así que cuidado al usarlo que siempre debe ser diluido, es muy penetrante. Me encanta aplicarlo en las sienes y entre las cejas y el frescor llega a mi mente. Otro básico de nuestro kit de inicio. 




 Al final del verano una patología muy característica son las temidas gastroenteritis y malestares digestivos. Un básico en este aspecto presente en nuestro kit es Di-Gize, combina aceites cítricos y picantes creando una combinación exótica. Un suave masaje aplicado en el sentido de las agujas del reloj alrededor de nuestro ombligo nos calmará cualquier sensación de pesadez.  



El frío empieza a penetrar en nuestros poros abiertos por el calor; sin embargo, el aire no siempre es caluroso, combina frío en su interior y con ello factores patógenos que entran a través de nuestros poros abiertos. Si encima nos vestimos con ropas inadecuadas porque no tenemos conciencia de que el verano ya acabó, el resfriado lo tenemos asegurado. El aceite Thieves, es un clásico muy usado para fortalecer nuestro sistema defensivo, ya que las plantas que porta son de naturaleza caliente, proporcionando ese calor interno necesario para combatir el frío instaurado en nuestro interior. Muy querido entre los padres para aplicar a los más pequeños de la casa, aplicado en las plantas de los pies por las noches con un suave masaje.  

Angélica Ramos Herrera 
Asesora Independiente Young Living Oils 23639254




Aroma Revolution